Nafarroako meteorologia eta klimatologia
Elur-jausien arriskua - Meteo Navarra

Elur-jausien arriskua Nafarroako eta Aragoiko Pirinioetan


Agencia estatal de meteorología.

Información nivológica para el Pirineo navarro y aragonés. Válido fuera de pistas de esquí balizadas y abiertas.

Día 25 de enero de 2022 a las 15:25 hora oficial
Información válida hasta las 24 horas del miércoles, día 26 (Información elaborada a partir de los datos recibidos de los refugios de Linza, Lizara, Panticosa, Bachimaña, Góriz, Estós, Angel Orús, La Renclusa, Cap de Llauset y Belagua y de las estaciones de esquí de Formigal y Cerler)

Estimación del nivel de peligro:


Navarra: Débil (1), por debajo de 1800 m, y Limitado (2) por encima.
Jacetania: Débil (1), por debajo de 1800 m, y Limitado (2) por encima.
Gállego: Débil (1), por debajo de 1800 m, y Limitado (2) por encima.
Sobrarbe: Débil (1), por debajo de 1800 m, y Limitado (2) por encima.
Ribagorza: Débil (1), por debajo de 1800 m, y Limitado (2) por encima.

Estado del manto y observaciones recientes:

La persistente situación de bloqueo, con escasas precipitaciones y temperaturas frías, ha favorecido que el manto disminuya lentamente su espesor y que se mantenga estable. En cotas medias los espesores oscilan entre los 35 y 70 cm, mientras que en cotas altas el manto es más desigual, con valores medios en torno a 80 cm, aunque puede haber acumulaciones por encima del metro y medio, mientras que en zonas expuestas al viento pueden aflorar rocas y arbustos. En altitud hay placas de viento prácticamente en todas las orientaciones. Durante las horas centrales del día, en aquellas zonas más expuestas a la insolación, la superficie del manto se humidifica y reblandece. En contraposición, las bajas temperaturas nocturnas favorecen el ciclo de rehielo, ligando los granos redondeados y formando costras que aportan estabilidad. El perfil del interior del manto está muy frío, habiendo quedado embebidas en él algunos estratos de granos poco evolucionados o con estructura de cubiletes. No se han reportado aludes.

Evolución del manto y peligro de aludes para el miércoles, día 26: Situación de capas débiles persistentes y de nieve húmeda en laderas expuestas a la insolación durante las horas centrales. Las placas de viento formadas en cotas altas pueden descansar sobre estratos débiles. Aquéllos próximos a la superficie podrían fracturar de forma linear y plana, aunque sería difícil que las posibles roturas propagasen. En caso de estar las capas frágiles embebidas a mayor profundidad será complicado que colapsen, requiriéndose sobrecargas fuertes, como el paso continuado de esquiadores, dado el anclaje fuerte y estable del manto debido a las costras superficiales. En estas circunstancias, la fractura sería más irregular y rugosa. Si las placas de viento que aún persisten cedieran, los estratos frágiles podrían actuar como planos de deslizamiento, movilizando nieve en forma de aludes de tamaño 1 ó 2. Por debajo de unos 1800 m el manto se mantendrá estable durante la mañana. A partir del mediodía, con el aumento de la insolación, podrá aumentar la actividad de aludes por nieve húmeda en solanas, aunque en general serán de tamaño pequeño o coladas. La capa de hielo superficial es muy resbaladiza y peligrosa, por lo que se recomienda extremar la precaución ante posibles caídas.

Predicción meteorológica para el miércoles, día 26:

Pirineo navarro:
Cielo poco nuboso o despejado. No se esperan precipitaciones ni tormentas. Temperaturas mínimas con pocos cambios y máximas en ligero ascenso. Heladas moderadas generalizadas, más intensas en fondos de valle y cotas altas. Viento flojo del sureste, con intervalos de intensidad moderada en cotas altas.

Pirineo aragonés:
Cielo poco nuboso o despejado. No se esperan precipitaciones ni tormentas. Temperaturas mínimas sin cambios y máximas en ligero ascenso. Heladas generalizadas, moderadas en cotas altas y fondos de valle debido a la presencia de inversiones térmicas. En torno a las cumbres serán localmente fuertes. Viento flojo de componente este, predominando el régimen de brisas en horas centrales. En cotas altas soplará con algo más de intensidad.

Altitud de la isoterma de 0 ºC en la atmósfera libre: 2200 m
Altitud de la isoterma de -10 ºC en la atmósfera libre: 3800 m

Viento en la atmósfera libre a 1500 m: VRB 5 km/h
Viento en la atmósfera libre a 3000 m: SE 25 km/h

Avance para el jueves, día 27: El nivel de peligro se mantendrá estable. Nota: Se recuerda que, siempre que haya nieve, la ausencia total de peligro no existe. Hay que tener presente que en circunstancias desfavorables, con aludes de tamaño 1 (alud pequeño o colada) y tamaño 2 (alud mediano), se pueden sufrir severos daños personales.


Escala europea de riesgo de aludes

Dirigida a los usuarios de la montaña que se mueven fuera de las pistas balizadas y abiertas.

Nivel de peligro Estabilidad del manto nivoso Probabilidad de riesgo de aludes
5. Muy fuerte Muy inestable Son esperables numerosos y grandes aludes, desencadenados espontáneamente, incluso en laderas sólo moderadamente inclinadas.
4. Fuerte Débilmente estabilizado en la mayoría de las laderas empinadas (*) Es probable el desencadenamiento de aludes, incluso debido a sobrecargas débiles (**), en muchas laderas empinadas (*).
En algunos casos son esperables numerosos aludes de tamaño medio, y frecuentemente grande, desencadenados espontáneamente.
3. Notable Entre moderada y débilmente estabilizado en numerosas laderas empinadas (*) Es posible el desencadenamiento de aludes, incluso debido a sobrecargas débiles (**), especialmente en las laderas inclinadas cuyas características se describen en el boletín.
En algunos casos son posibles aludes de dimensiones medias y a veces grandes, desencadenados espontáneamente.
2. Limitado En algunas laderas empinadas está solo moderadamente estabilizado (*); en el resto está, en general, bien estabilizado. Es posible el desencadenamiento de aludes, sobre todo por sobrecargas fuertes, especialmente en aquellas laderas empinadas cuyas características se describen en el boletín.
No se esperan aludes grandes desencadenados espontáneamente.
1. Débil En general, bien estabilizado. En general, sólo es posible desencadenar aludes en laderas muy inclinadas o en terreno especialmente desfavorable (*); y a causa de sobrecargas fuertes (**). Espontáneamente sólo pueden desencadenarse coladas o aludes pequeños.


(*) Las áreas favorables a los aludes se describen con mayor detalle en los boletines de riesgo de aludes (altitud, orientación, tipo de terreno, etc.)
  • Terreno poco o moderadamente inclinado: laderas con inclinación menor de 30º.
  • Laderas empinadas: laderas con una inclinación mayor de 30º.
  • Terreno muy inclinado o extremo: laderas de más de 40º de inclinación y terreno especialmente desfavorable debido a su perfil, la proximidad a las crestas o la escasa rugosidad de la superficie del suelo subyacente.
(**) Sobrecargas:
  • Débil: un sólo esquiador o surfista, moviéndose con suavidad y sin caerse. Grupo de personas que respetan la distancia de seguridad (mínimo de 10 metros). Raquetista.
  • Fuerte: dos o más esquiadores, surfistas, etc. sin respetar la distancia de seguridad. Máquinas pisanieves u otros vehículos que circulen sobre la nieve, explosivos. Ocasionalmente, un único excursionista o escalador.

Predicción suministrada por AEMET


Kontaktua        Estekak        Lege abisua